5. ADOLESCENTES Y ADULTAS JOVENES

Con la ENDSSR 2008 se completa una serie con más de veinte años de información sobre salud sexual y reproductiva de adolescentes y adultas jóvenes en el Paraguay, siendo esta una de las fuentes de datos más extensas de América del Sur. Este capítulo presenta los principales datos recogidos sobre fecundidad, experiencia sexual y uso de anticonceptivos en la primera relación sexual de mujeres entre 15 y 24 años de edad.

5.1. Fecundidad

En Paraguay las adolescentes y adultas jóvenes continúan iniciando su etapa reproductiva a temprana edad antes de los 25 años. Un poco más que una cuarta parte (27.2 por ciento) de ellas reportaron haber tenido un embarazo o más. Una característica que se sigue notando en esta encuesta, es que en la medida que aumenta la edad también aumenta el número de embarazos reportados. De las adolescentes (aquellas entre 15 y 19 años), una de cada diez (10.2 por ciento) reportó haber tenido un embarazo o más y de las adultas jóvenes (aquellas entre 20 y 24 años), casi cinco de cada diez (45.5 por ciento) reportaron haber tenido un embarazo o más.

También se observa una diferencia en el número de embarazos reportados según se trate de mujeres residentes en zonas urbanas o rurales. Una de cada cinco (22.7 por ciento) adolescentes y adultas jóvenes urbanas declararon haber tenido uno o más embarazos, subiendo la proporción entre las adolescentes y jóvenes rurales a una de cada tres (33.1 por ciento) Gráfico 14.

5.2 Primera experiencia sexual

Casi dos de cada tres (62.2 por ciento) adolescentes y adultas jóvenes han tenido relaciones sexuales. En la mayor parte de ellas (58.6 por ciento), las relaciones sexuales se dieron antes del matrimonio o unión consensual. Anexo, Cuadro 5.

Distinguiendo entre adolescentes y adultas jóvenes se nota que la experiencia sexual aumenta con la edad. La proporción de adolescentes con experiencia sexual premarital fue del 37.0 por ciento y entre de las adultas jóvenes de 20 a 24 años fue del 82.0 por ciento, más que el doble que las primeras.

Se observa que tanto en áreas rurales como urbanas la proporción de primera relación sexual premarital sobrepasa el 50 por ciento. Puede verse una diferencia entre las adolescentes y adultas jóvenes según residan en áreas urbanas o rurales, siendo las urbanas las que reportaron un porcentaje más alto de experiencia sexual premarital (63.1 por ciento) que las rurales (52.6 por ciento), Gráfico 15.

Recorriendo los últimos veinte años de datos proporcionados por las encuestas de demografía y salud sexual y reproductiva realizadas en Paraguay se nota una tendencia creciente en la proporción de adolescentes y adultas jóvenes que tuvieron relaciones sexuales premaritales tanto en Gran Asunción como en el Resto del País.

Con relación a la zona de Gran Asunción, la encuesta de Planificación Familiar de 1987 registró un 39.5 por ciento de adolescentes y adultas jóvenes que reportaron haber tenido relaciones sexuales premaritales, proporción que subió a 52.5 por ciento en la encuesta de 1995/ 6, bajando en la siguiente encuesta del año 1998 a 48.6 por ciento. Seis años más tarde, la encuesta del año 2004 nuevamente registró un aumento reportándose un 57.8 por ciento de adolescentes y adultas jóvenes con experiencia sexual premarital. Los datos de la última encuesta presentan nuevamente un aumento, dado que el 64,0 por ciento de ellas reportan experiencia sexual premarital en Gran Asunción.

Aunque comparativamente la proporción de adolescentes y adultas jóvenes con experiencia sexual en el resto del país hasta ahora siempre ha sido menor que la de Gran Asunción, su tendencia a lo largo de los años también ha sido creciente. Entre 1987 y 1995/ 6, la proporción de adolescentes y adultas jóvenes con experiencia sexual premarital subió de 33.1 por ciento a 44.7 por ciento. La siguiente encuesta, del año 1998, registró 42.7 por ciento de adolescentes y adultas jóvenes con experiencia sexual premarital, es decir un leve descenso con relación al año 1995/ 6. A partir de la siguiente encuesta, del año 2004, la proporción subió a 50.5 por ciento y ascendió nuevamente en la última encuesta, del año 2008, a 56.4 por ciento, Gráfico 16.

5.3 Uso de anticonceptivos en la primera relación sexual

En el Gráfico 17 se puede observar la tendencia de uso de anticonceptivos en la primera relación sexual de las mujeres adolescentes y adultas jóvenes que desde el año 1987 hasta la actualidad la misma se incrementó considerablemente. En el año 1987 una de cada ocho (12.2 por ciento) adolescentes y adultas jóvenes reportó haber usado un método anticonceptivo en su primera relación sexual.

En la encuesta del año 1995/6 la proporción casi se duplicó, llegando a reportarse que una de cada cuatro (23.6 por ciento) había usado un método anticonceptivo. Nuevamente en la encuesta del año 1998 creció la proporción a casi una de cada tres (31.3 por ciento) para escalar a más de la mitad (56.3 por ciento) en el año 2004. Finalmente, la actual encuesta registra que siete de cada diez (70.5 por ciento) adolescentes y adultas jóvenes reportaron haber usado un método anticonceptivo en su primera relación sexual. Anexo, Cuadro 6.

<< Anterior | índice de contenido | Siguiente >>


Centro Paraguayo de Estudios de Población (CEPEP)

Avenida Perú 1284 c/Ana Díaz, Edificio CEPEP, Asunción, Paraguay,
Tel/Fax (521) 226-195, 220-847, 201-567.
EMail :
cepep@cepep.org.py